Decenas de muertos tras el paso de un tornado por Oklahoma

Decenas de muertos tras el paso de un tornado por Oklahoma

Hay más de 100 heridos y centenares de casas destruidas

Obama: “Como nación ahora nos corresponde preocuparnos de los supervivientes y de la recuperación”

Un tornado de categoría EF4 —la segunda máxima en la escala Fujita— con casi dos kilómetros de diámetro, con vientos de más de 300 kilómetros por hora y que ha sido descrito como “masivo y mortal” por el Centro de Predicción de Tormentas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), ha arrasado este lunes las afueras de Oklahoma City, sobre todo la localidad de Moore.

1369098789_240260_1369127918_album_normal

 

Las autoridades locales han confirmado 24 muertos, nueve de ellos niños. El lunes por la noche, Amy Elliot, portavoz oficial del Estado, dijo que al menos 51 personas habían fallecido y que podría haber hasta unos 40 más. Elliot ha rectificado este martes: “Esta cifra ya no es correcta”. El número podría aumentar a lo largo de la jornada. Hay más de un centenar de heridos y desaparecidos y cientos de casas, edificios e infraestructuras desmanteladas por una tormenta devastadora.

1369087997_380241_1369133150_sumario_normal

 

El presidente Barack Obama ha dicho en rueda de prensa que el tornado de Oklahoma ha sido uno de los más devastadores ocurridos en EE UU: “Docenas de vidas se han perdido, entre ellas, niños. Los pensamientos y las oraciones de la nación están con ellos. Quiero mandar mi gratitud a todos aquellos que han ayudado a rescatar a personas a pesar de la oscuridad de la noche”. “Como nación ahora nos corresponde preocuparnos de los supervivientes y de la recuperación”, ha indicado.

El presidente ha asegurado a la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, que tendrán todos los recursos que demanden para afrontar la recuperación y a los ciudadanos de Moore que “van a tener todo lo que necesiten”. “Todavía no sabemos las pérdidas humanas y económicas que ha causado el tornado”, ha añadido Obama que advierte que la semana que viene comienza la temporada de huracanes en el país. Obama, que declaró zona de desastre el Estado afectado este lunes. El presidente ha concluido que Oklahoma va a recibir el mismo espíritu de unidad y apoyo que “la nación ha mostrado en otras catástrofes y tragedias”.

1369153948-1c536304ea2476b4c95d7c94313d72a4

 

Se teme que la cifra de muertos pueda aumentar, dado que hay 145 heridos, la mitad niños. Algunos se encuentran en condición crítica,según ha explicado Amy Elliot, portavoz de la Oficina del Médico Forense del Estado. “Nuestros corazones están destrozados”, ha dicho en rueda de prensa la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, sobre los padres que están buscando a sus hijos. Los equipos de rescate siguen buscando supervivientes este martes en Moore. Un centenar de personas han sido rescatadas de los escombros.

La inusual ferocidad de la tormenta —en menos del 1% de los tornados los vientos alcanzan esta velocidad— también ha destrozado kilómetros y kilómetros de zonas residenciales. Calle tras calle, Moore está en ruinas. Los escombros se acumulan donde antes había viviendas y cientos de automóviles y camiones están destrozados tras haber volado por los aires. Además, la escuela Briarwood ha sido arrasada por el paso del tornado y varios negocios. El capitán de la policía local, Dexter Nelson ha indicado que el tendido eléctrico está caído.

 

 

 

1369098789_240260_1369136182_album_normal

Equipos de voluntarios y del servicio de emergencias comenzaron a retirar parte de los estragos del devastador tornado la noche de este lunes para seguir buscando supervivientes. “En mis 18 años cubriendo tornados no he visto nada igual en esta ciudad. Este, sin ninguna duda, es el más horrible”, dijo Lance West, reportero de la cadena televisiva local KFOR.

Keli Pirtle, portavoz del Servicio Meteorológico Nacional en Norman (Oklahoma) explicó que el tornado tocó el suelo a las 14.56 hora local, justo 16 minutos después de saltar la primera alerta, y que se ha desplazado 32 kilómetros arrasando todo a su paso. “Estuvo tocando tierra durante 40 minutos”, añadió Pirtle. También informó de que se espera que las tormentas continúen hasta el martes por la tarde, pero la alerta por tornados ha sido cancelada en todo el Estado de Oklahoma.

 

El suburbio de Moore ya sufrió un tornado muy violento el 3 de mayo de 1999, una tormenta que vino acompaña de ráfagas de viento que se desplazaron a 486 kilómetros por hora, la velocidad más alta registrada en la superficie del planeta desde que hay mediciones. La Cruz Roja abrió varios albergues en la ciudad, uno en la Iglesia de St. Andrews, lugar que están usando los afectados para reunirse. Esta organización mandó alimentos y productos de primera necesidad a Oklahoma City que han llegado este martes. “La mejor manera de ayudar a las familias es hacer una donación en www.redcross.org”, dijo un portavoz de la Cruz Roja.

El gigantesco tornado se produjo apenas unas horas después de que el pasado fin de semana más de 12 sacudieran los Estados de Iowa, Kansas, Illinois y Oklahoma que dejaron dos muertos y una treintena de heridos. Y es parte del temporal que comenzó en Tejas la semana pasada (donde los tornados dejaron seis muertos y cuantiosos daños materiales) y que se extiende hasta Minnesota. La tormenta llevó al Servicio Meteorológico a emitir una alerta inusualmente directa a toda la región central de EE UU, que cubre 14 Estados. Las fuertes tormentas podrían seguir afectando los próximos días a cerca de 10 millones de personas en esta zona del país.

1369098789_240260_1369146744_album_normal

Fuente El País Internacional